Hurricane Madness Camp: primeras sensaciones.

12.05.2017

La semana pasada vivimos una nueva edición del Hurricane Madness Camp 2, y todavía tenemos la adrenalina en el aire. Este evento se realizó para conectar el túnel con toda la gente que vino a saltar. Un total de 67 participantes, personas de a pie no profesionales, dieron 1.100 saltos durante el camp, a pesar del viento en alguno de los días. Estos participantes, que venían de todas partes del mundo, demostraron su experiencia y su buen hacer, transmitiendo muy buenas vibraciones durante todo el camp. Pero no solo acudieron ellos, si no que el equipo de Fly4Life, verdaderos artistas del salto, Top Ten mundiales, junto con los geniales Fly Warriors y las indispensables Joy Riders fueron los load organizers, dividiéndose por grupos, y siendo los instructores de cada grupo, saltando todos juntos. Además, debido al viento de de uno de los días, las Joy Riders dieron un seminario de seguridad del camp.
 

 
El buen rollo entre participantes, equipos y organización estuvo latente todo el camp, e incluso se hizo una rifa y una barbacoa. Risas, saltos, vuelos, aterrizajes espectaculares y una misma adrenalina compartida por todos hicieron crecer el nivel de Hurricane Madness.


Todos los participantes disfrutaron del paracaidismo mejorando sus habilidades en el aire. Se saltó desde dos Pilatus Porter, aviones con capacidad para 10 personas más el piloto. Verles aterrizar haciendo swopping fue todo un espectáculo.



Los componentes del equipo de oficina del túnel de Madrid fueron los encargados de organizar todo y cuidar a los asistentes, y su mano se notó en las caras de satisfacción de todos los que vinieron al camp.
   
Hurricane Madness Camp fue tan grande que sus vibraciones todavía ondean en el aire. Todos coincidieron en lo mismo: nadie se preguntaba cuál era la profesión del otro; cuando uno vuela, todo lo demás da igual.

 

Hurricane newsletter

Suscríbase para recibir noticias y ofertas exclusivas